Jamón ibérico y curado: guía de compra

Para elegir un jamón ibérico o jamón curado, la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) nos ayuda con esta guía a entender mejor qué compramos. Para saber distinguir y elegir mejor.

El jamón y la paleta

Los jamones pueden superar los 8 kilos de peso, mientras que las paletas suelen rondar los 4 o 5 kilos. Las paletas se curan antes, aunque la proporción de tocino es mayor que en los jamones.

Elegir un jamón o una paleta determina la calidad y el precio del jamón, que puede variar mucho. Pero hay otros factores añadidos, como el hecho de comprar la pieza entera o hacerlo al corte. Si optamos por esta última opción, el jamón nos saldrá bastante más caro.

Si el sabor es tu prioridad, la mejor opción es el jamón ibérico de bellota, que es el más exquisito y saludable. Si este tipo de jamón te resulta muy caro, puedes elegir una paletilla ibérica de bellota o cebo. Son parecidas al jamón ibérico en cuanto al sabor, pero la loncha es más estrecha. Eso sí, sólo nos saldrán rentables si aprovechamos las piezas enteras, incluyendo el tocino.

Otra opción aún más económica pasa por la compra de un jamón blanco de larga duración. Es distinto al jamón ibérico, con una distribución y tipo de grasa diferente, pero muy agradable al paladar y con menos desperdicio.

Como vemos, el precio del jamón varía considerablemente de unos tipos a otros.

El jamón es un clásico de la gastronomía española, existen multitud de clases de jamón en el mercado, que varían en función de la raza de los cerdos, de la alimentación del animal o del tiempo de curación de la pieza. Además, debemos distinguir entre jamón (patas traseras) y paleta (patas delanteras).

Leer más sobre la guía de compra del jamón ibérico y jamón curado

El cerdo ibérico y sus variedades

Hay mucha confusión con términos como ‘cerdo ibérico’ y ‘jamón ibérico’ debido a la falta de información que en muchas ocasiones los propios productores omiten en su etiquetado como consecuencia, entre otros factores, del aumento de demanda que en los últimos años se ha producido y la lógica empresarial de adaptar la oferta a la misma.

Según el ‘Tratado de Zootecnia’ de Sansón, el cerdo ibérico es un animal de cabeza mediana en relación con su cuerpo; hocico corto; orejas estrechas, alargadas e inclinadas hacia delante; cara alargada y puntiaguda, triangular; cuello breve y de mediano diámetro; tronco de tamaño medio, cilíndrico y con espina dorsal recta; miembros más bien cortos, musculosos y fuertes. Además tiene una constitución vigorosa, es ágil y de voraz apetito. [Leer más…]

Jamón Ibérico: la montanera y la bellota

El jamón ibérico de bellota no sería posible obtenerlo como lo conocemos sin el engorde con bellotas y el ejercicio en la dehesa.

Después del destete y como mínimo hasta los 10 meses (lo normal es entre los 12 y 18 meses) el cerdo es alimentado con piensos naturales, pastos y cereales para una correcta formación de su esqueleto.

La montanera es la última fase de la cría del cerdo ibérico y consiste en dejar pastar al cerdo en la dehesa, donde se produce el engorde, entre bosques de alcornoques y encinas, siendo su fruto, la bellota, el alimento fundamental antes del sacrificio. La montanera es, en definitiva, la etapa de engorde del cerdo ibérico. [Leer más…]

El jamón ibérico de bellota: La Dehesa

No disfrutaríamos del jamón ibérico de bellota si no fuera por la existencia de la dehesa.

Dehesa es un bosque claro de encinas y alcornoques principalmente, y en menor medida fresnos, robles y castaños. En su suelo crecen herbáceas, gramíneas, leguminosas matorral y otras especies como el romero y el cantueso. (Más info en wikipedia)

La actividad del ser humano en este tipo de bosques ha sido intensa, y generalmente están destinados al mantenimiento del ganado, a la actividad cinegética y al aprovechamiento de otros productos forestales (leñas, corcho, setas etc.).

Las bellotas de las encinas y alcornoques, fundamentalmente, y los pastos estacionales conforman la dieta vegetariana del cerdo ibérico. De esta alimentación surgen los matices de sabor que presenta el jamón ibérico de bellota. [Leer más…]

Video: El Cerdo Ibérico

“SÓLO IBÉRICO” cuenta en primera persona a través de los ganaderos y los transformadores como actores, el protagonismo del Cerdo Ibérico, sus producciones en las Dehesas y la excepcionalidad de sus Productos.

 

Productos relacionados: