Ponte tus mejores gafas de sol, ¡nos vamos de cañas al Cabanyal!

Los días se alargan y el frío parece haberse marchado para siempre, es tiempo de gafas de sol, manga corta a mediodía y cañeo en la calle, esa actividad tan española que nos gusta practicar desde Murcia hasta Finisterre. En Es Jamón Ibérico queremos recomendaros una pequeña ruta por uno de los barrios más emblemáticos y de moda de Valencia: el Cabanyal, coincidiendo con la celebración del Festival de teatro Cabanyal Íntim este mes de mayo.

gafas de sol y cañitas en el Cabanyal

Por si no eres de Valencia, antes que nada debes saber que el barrio más cool, donde se concentraba la gente guapa de la ciudad hasta ahora, era Ruzafa; sin embargo, esa gente que lleva las gafas de sol más modernas y los looks más ‘hipsters’ se está trasladando al Cabanyal. Las razones son obvias: la playa, la gastronomía, las terracitas al sol y su sabor añejo a pueblo de pescadores.

de cañas en La Peseta

Tres terrazas donde comer bien y lucir gafas de sol

  1. Bar Cabanyal. El nuevo hogar de tus gafas de sol Rayban último modelo se llama Bar Cabanyal y se encuentra justo enfrente del Mercado del mismo nombre (C/ Martín Grajales, 5). Dicen los asiduos que su terraza tiene un `microclima´, en ella siempre luce el sol y hace 25 grados, aunque estemos en enero. Un lugar de paso entre la playa y el centro de la ciudad, donde se mezcla la gente del barrio de toda la vida con los erasmus colorados que vuelven de tostarse al sol. Su especialidad gastronómica: el pescado fresco a buen precio. Gambón a la plancha, sepia, pescadito frito… producto mediterráneo de calidad regado con cerveza Turia de barril. ¿Qué más se puede pedir?
  2. Ca la Mar. Más adentrado en el Cabanyal, en una calle peatonal (C/ Justo Vilar, 19) con vía directa a la brisa del mar, este bar de tapas tiene una terraza muy cómoda para ir con niños, ya que no pasan coches, y tiene bastantes horas de sombra -algo de agradecer en verano, que aunque quieras lucir gafas de sol nuevas, no es cuestión de achicharrarse-. Su especialidad es la cocina del Mediterráneo, con platos españoles y del Norte de África, como el humus y el baba ganush (crema de berenjena asada), o los arroces y otros platos con pescado.
  3. La peseta.  Algo más alejado del barrio del Cabanyal, pero sin perder de vista el mar, está La Peseta (Calle Cristo del Grau, 14), una bodega en la que se reúnen los más modernos -y juerguistas- de Valencia. Un lugar donde las gafas de sol son imprescindibles si has empalmado la fiesta nocturna con las cañas de mediodía, que recuerda al ambiente del barrio de la Latina en Madrid. Imprescindible su plato de albondigones especiados (son unas albóndigas gigantes) los domingos.

Aprovecha el mes de mayo, la meteorología augura tiempo primaveral y del 5 al 15 de este mes se celebra el Festival de Teatro Cabanyal Íntim, que permite conocer este barrio con solera desde dentro. Así lo presenta el propietario del Bar Cabanyal, uno de los locales que apoyan el evento.